Antiparasitarios

Mostrando todos los resultados 2

2 3 4 5
Leer más

Antiparasitarios para gatos

Comprimidos antiparasitarios para perros

Los parásitos son organismos que sobreviven atacando a los animales domésticos y de granja para alimentarse. Viven dentro o sobre el cuerpo, beneficiándose de la comida y la protección, mientras el desafortunado animal anfitrión sufre.  Los parásitos externos, como las garrapatas, pueden transmitir enfermedades de los animales a las personas.  Sin embargo, una combinación de gestión vigilante de los animales y de medicamentos específicos puede controlar los parásitos antes de que estos organismos causen daños graves.
Los parásitos más comunes, como las garrapatas, los mosquitos y las pulgas, viven fuera del cuerpo, en la piel o escondidos en el pelaje del animal. Estos tipos de parásitos pueden ser especialmente peligrosos, ya que no sólo dañan al animal, sino que pueden propagar rápidamente un brote de enfermedad.
Por ejemplo, la fiebre del valle del Rift es una enfermedad zoonótica endémica en toda África y Oriente Medio que cuesta a los productores 427 millones de dólares al año. Los brotes suelen aumentar después de las lluvias intensas porque se propaga por medio de parásitos.
Los productores pueden limitar el riesgo de sus animales mediante acciones como la aplicación de parasiticidas para evitar que las infestaciones se afiancen o el uso de insecticidas para controlar los insectos (a menudo llamados “vectores”) en la granja.

El mejor tratamiento antiparasitario para perros

Al igual que en el caso de los perros, es importante proteger a los gatitos y a los gatos de los parásitos perjudiciales, siendo las dos categorías principales las lombrices intestinales y las pulgas. En el Hospital Veterinario Casey y Cranbourne, podemos ofrecerle consejos eficaces para el control de los parásitos felinos y un tratamiento preventivo, para su mayor tranquilidad.
Los gusanos redondos, las tenias y los anquilostomas suponen un peligro para los gatos y los gatitos, ya que muchos bebés nacen con gusanos redondos y muchos más adquieren anquilostomas de la leche materna. Las lombrices pueden provocar anemia (pérdida de glóbulos rojos), pérdida de peso y pelaje opaco, además de causar obstrucción intestinal en casos graves. Algunos también pueden contagiar a las personas, siendo los niños los más expuestos, y pueden causar problemas como ceguera o grandes quistes en los órganos.
Algunos desparasitantes intestinales son más eficaces que otros y en el Hospital Veterinario Casey y Cranbourne recomendamos Milbemax o Popantel en comprimidos, o Profender Spot-on. Los gatitos deben recibir desparasitantes intestinales cada dos semanas hasta las 12 semanas de edad, luego mensualmente hasta los seis meses de edad, y después cada tres meses durante su vida adulta.

Antiparasitarios para perros y gatos

Actualmente existe una gran variedad de productos antiparasitarios para gatos. Aunque es en primavera y verano cuando aumenta el peligro, lo cierto es que los parásitos pueden atacar durante todo el año. Por eso su gato debe estar siempre bien protegido.
Existen productos antiparasitarios para gatos que eliminan los parásitos internos (como las lombrices) y los externos (como pulgas, garrapatas y flebótomos). Lo ideal es que protejas a tu gato de forma integral. Aunque tendrás que utilizar más de un producto. ¿La razón? No todos los productos tienen la capacidad de proteger de todos los parásitos.  Lo ideal es utilizar un antiparasitario interno y un antiparasitario externo.
Antes de comprar el externo valore qué necesita su gato. Por ejemplo si vive en una zona de influencia del Flebotomo. Si tu gato pasea libremente por el jardín, cerca del campo o lo llevas cuando viajas a zonas rurales, vale la pena utilizar un antiparasitario en spray para gatos con el que reforzar su protección.
Pero los antiparasitarios externos no siempre son necesarios. Los meses entre mayo y octubre son los más peligrosos. Si vive en una gran ciudad y su gato no sale a zonas de parque, campo o jardín, no necesita protegerse de las garrapatas en enero. Aunque siempre es conveniente la protección contra las pulgas, puede estar más tranquilo.

Medicamentos antiparasitarios para gatos

Actualmente existe una gran variedad de productos antiparasitarios para gatos. Aunque es en primavera y verano cuando aumenta el peligro, lo cierto es que los parásitos pueden atacar durante todo el año. Por eso su gato debe estar siempre bien protegido.
Existen productos antiparasitarios para gatos que eliminan los parásitos internos (como las lombrices) y los externos (como pulgas, garrapatas y flebótomos). Lo ideal es que protejas a tu gato de forma integral. Aunque tendrás que utilizar más de un producto. ¿La razón? No todos los productos tienen la capacidad de proteger de todos los parásitos.  Lo ideal es utilizar un antiparasitario interno y un antiparasitario externo.
Antes de comprar el externo valore qué necesita su gato. Por ejemplo si vive en una zona de influencia del Flebotomo. Si tu gato pasea libremente por el jardín, cerca del campo o lo llevas cuando viajas a zonas rurales, vale la pena utilizar un antiparasitario en spray para gatos con el que reforzar su protección.
Pero los antiparasitarios externos no siempre son necesarios. Los meses entre mayo y octubre son los más peligrosos. Si vive en una gran ciudad y su gato no sale a zonas de parque, campo o jardín, no necesita protegerse de las garrapatas en enero. Aunque siempre es conveniente la protección contra las pulgas, puede estar más tranquilo.